Almudena Blanco

Los objetos que aparecen en mis pinturas, cotidianos y deformados, son un denominador en mi trayectoria pictórica. Mi experiencia internacional encuentra un punto de anclaje en estos elementos que se repiten de un sitio a otro y que se convierten en una especie de metáfora de las preguntas a las que mi obra intenta responder. Las grandes cuestiones no han varíado, y el país en cuestión y sus elementos cotidianos se han convertido en una nueva perspectiva desde la que contestar siempre al mismo tipo de cuestiones: la consciencia en la experiencia, el sentido del ser y las interacciones entre egos sociales, entre otras.